JUGUETES SEXISTAS

 

Dentro de las directrices del II Plan de Igualdad de la Junta de Andalucía, hemos realizado en nuestro instituto una actividad con el alumnado de 2°ESO sobre juguetes sexistas y no violentos. Se realizó las ultima semana antes de las vacaciones de navidad, y tuvo una gran aceptación.

La actividad se hizo por grupos, y lo que debían hacer era analizar algunos folletos de publicidad de juguetes que habíamos traído a clase. Las conclusiones fueron muchas y muy variadas y el alumnado quedo sorprendido de las cantidad de detalles e implicaciones sexistas que habían pasado por alto tanto tiempo. Algunas de estas conclusiones fueron:

– Los juguetes para bebés son unisex, pero todo cambia cuando se empieza a tener más edad.

– Las diferencias de colores usados para cada uno de los sexos: La mayoría de los folletos utilizaban el clásico azul para niños y rosa para niñas. Incluso un objeto neutro como es el móvil adopta los colores sexistas. En muchos catálogos también aparecían juguetes bélicos o tradicionalmente atribuidos a los niños con figuras masculinas. Por el contrario los bebés y otros juguetes del ámbito doméstico aparecían junto a niñas. Es significativo el caso de una cocinita en la que aparecen ambos sexos, aunque el alumnado se fijó en que ella aparece fregando los platos y él comiendo lo que se había preparado en esta cocina. El alumnado llegó a la conclusión de que la impresión es que las niñas deben estar siempre trabajando y hacendosas, mientras que los chicos pueden estar ociosos y disfrutando de su tiempo. Juegos de construcción y de mecánica están reservados a los chicos, aunque no en todos los catálogos, en unos pocos, minoría siempre, las niñas compartían el espacio por igual con los niños. Los juguetes de maquillajes o costura u otros atribuidos normalmente al sexo femenino, aparecen casi siempre con niñas. Los coches o motos son para niños en la mayoría de catálogos, así como el fútbol. Así mismo podemos señalar como algunas marcas tienen ciertos compromisos coeducativos y no fomentan estos estereotipos.

– Las muñecas siempre representan princesas o mujeres estéticamente perfectas y estereotipadas, así como los muñecos representan a héroes u hombres cachas, fuertes y perfectamente formados. Esto crea estereotipos muy negativos tanto en mujeres como en hombres. Ella debe ser maternal, bonita y débil y él debe ser fuerte, cachas e independiente.